Paso a paso para ayudar a su perro a bajar de peso

Hotel para perros CDMX

En estos tiempos tan convulsos, en los que las salidas a la calle se han limitado bastante para evitar la proliferación del coronavirus, no solo los seres humanos hemos podido ver los estragos del confinamiento en nuestra apariencia. Los dueños de perros también han tenido que lidiar con la reducción de los paseos, sacar a sus peludos solo para lo estrictamente necesario, dando lugar a un aumento de peso considerable. Nuestro gimnasio para perros en CDMX, Animal Training, es una buena idea para que su mascota se divierta y se mantenga en forma; pero, si quieren compaginar esto con otras alternativas, aquí les contamos cómo combatir ahora el sobrepeso canino con cambios en su rutina.

Seguro que ya han oído hablar del efecto que experimentan las personas al quedarse en casa demasiado tiempo. La consecuencia lógica es el aumento de peso y la cuarentena ha suscitado muchos episodios de este tipo. Esta problemática trasciende a los canes, pues ellos también están enfrentando graves consecuencias para su salud por el sedentarismo.

Desde luego, puede ser demasiado pronto para conocer el impacto total del distanciamiento social, aun así, redes sociales como Facebook informaron recientemente que más de medio millón de personas están dedicando su tiempo en casa a descansar y disfrutar de comidas reconfortantes, lo cual favorece sustancialmente la obesidad.

En relación con nuestros peludos, antes de que el coronavirus fuera protagonista en nuestras vidas, la Asociación para la Prevención de la Obesidad de las Mascotas informó en 2019 que el 55.8% de los perros en los Estados Unidos tenían sobrepeso o eran obesos, dentro de una escala de condición corporal entre seis y nueve.

Más recientemente, una encuesta de 1,000 dueños de mascotas en junio de 2020 reveló que el 25% siente que su mascota ha ganado un poco de peso durante el confinamiento, mientras que el 8% de la muestra opinó que su perro ha engordado considerablemente desde marzo de 2020. En este artículo de nuestra escuela para perros en CDMX les hablamos de la incidencia del covid-19 en el peso de su perro y cómo trabajar su condición física en casa.

Un perro sano es feliz

El sobrepeso en su perro no lo hace más tierno ni es una condición que deban romantizar si quieren que su vida sea larga y de calidad. Tengan en cuenta que los canes que tienen un IMC elevado enfrentan un riesgo mucho mayor de desarrollar condiciones de salud como diabetes, osteoartritis, problemas óseos, patologías cardíacas y pulmonares, presión arterial elevada, enfermedades de la piel y, lo peor de todo, que sería una disminución de hasta 2,5 años en su esperanza de vida. Es por ello por lo que los veterinarios y expertos en entrenamiento canino en CDMX coincidimos en la necesidad de seguir pautas de cuidado.

Tampoco deben perder la cabeza si su perro ha ganado algunos kilos durante estos meses, porque no se trata de algo imposible de solucionar. Consideren el ejercicio y la sana alimentación como claves y ya tendrán mucho a su favor. Al igual que los seres humanos, los resultados del proceso de pérdida de peso de su peludo no serán notorios de un día para otro, así que la paciencia y la constancia son esenciales. Además, asegúrense de celebrar los progresos, esas victorias cotidianas que tanto a ustedes como a su perro les cuestan, pero que logran gracias a su persistencia. Aquí compartimos algunos consejos saludables para implementar en su vuelta a la normalidad. ¡Su peludo lo agradecerá!

Identifiquen si su perro tiene sobrepeso

Antes de tomar cualquier decisión o implementar cambios en la rutina de su mascota, es importante que se familiaricen con el estado de salud de su perro y que aprendan a distinguir si su fisonomía es acorde con una buena condición física. Estudien bien su cuerpo y determinen si se le ven las costillas, las escápulas, la cadera o la columna vertebral. Si la respuesta es negativa, significa que no es demasiado delgado. Para complementar, prueben si pueden palpar con facilidad la columna y las costillas. En caso de que lo logren, todo está bien; pero, si la respuesta es no o apenas perciben las protuberancias óseas, deben preocuparse, porque estarían ante un caso de obesidad que hay que atender.

Olvídense de compartir comida

Además de propiciar el desarrollo de malas conductas que afectarían la convivencia con su perro, compartir sus alimentos con su peludo es una práctica que favorece la obesidad y la aparición de muchas otras condiciones de salud.

Muchos dueños de mascotas tienden a humanizar a sus perros, tratarlos como si fueran su vecino o su mejor amigo de la escuela, hasta incurrir en el error garrafal de darles de lo que sirven en su mesa, pasando por alto que el estómago de un can simplemente no está hecho para comer lo mismo que los seres humanos.

En nuestro gimnasio para perros en CDMX siempre hacemos énfasis en el hecho de que no es bueno que los perros coman nuestra comida. ¡Para eso están las croquetas! De hecho, hay alimentos de nuestra despensa que podrían ser letales, como el chocolate.

Replantéense la actividad física

Quedarse quietos, llevar un estilo de vida sedentario, hace daño tanto a humanos como a animales, por eso su perro necesita ejercitarse constantemente. La obesidad canina, salvo en casos raros, suele derivarse de una ingesta de comidas excesiva, porciones demasiado grandes o errores en la rutina de alimentación. Por eso, empiecen por repensar el ejercicio que hacen cuando salen a dar un paseo. Está bien que su peludo olisquee en su sitio favorito y haga sus necesidades, pero, si limitan las salidas a eso, no lo estarán ayudando.

Si no tienen tiempo para dar paseos largos todos los días, pueden programar al menos veinte minutos de su agenda tres veces por semana, de modo que ambos se beneficien de esa rutina. Pueden llevárselo a correr o a montar bicicleta, siempre que su perro esté preparado para ello, porque abusar puede tener repercusiones graves.

Asimismo, tienen la opción de contratar nuestro servicio de gimnasio para perros en CDMX, Animal Training, donde contamos con todo el talento humano y los recursos para ayudar a su amigo a recuperar su forma física, rehabilitarse, educarse y facilitar su proceso de sociabilización con otros miembros de su especie, porque nuestra prioridad es su satisfacción.

Elijan bien su alimento

Ya mencionamos que la comida humana debería estar vetada de la lista de compras para su mascota, pero ¿qué pueden ofrecerle de comer para ayudarle a perder peso? En el mercado hay una amplia selección de piensos o croquetas de muy buena calidad, solo tienen que asesorarse oportunamente y escoger el producto más adecuado en función de la raza, edad y circunstancias de salud de su peludo.

También pueden elegir su comida de acuerdo con una serie de variables, como las recomendaciones de nuestros especialistas, la última consulta veterinaria y las necesidades energéticas, ya que, por ejemplo, el gasto calórico de un cachorro no puede compararse con el de un perro en su vejez.

Agenden su cita en Animal Training

En Animal Training somos una escuela y gimnasio para perros en CDMX que ha nacido gracias al compromiso y dedicación de nuestros fundadores y actuales líderes. Amamos a los perros y procuramos transmitir nuestra pasión por el mundo animal en cada servicio que prestamos, es por ello por lo que, en caso de que requieran asesoría para favorecer la salud de su peludo, los invitamos a pautar una cita a través del chat en vivo, llamando a los teléfonos (55) 5135 1901 y (55) 6553 2159 o al correo info@animaltraining.com.mx.