Cómo saber si mi perro tiene un comportamiento normal

Hotel para perros CDMX

Cada perro tiene su personalidad, claro que hay comportamientos que se consideran generales, sin embargo, hay ocasiones en que su conducta puede ser linda y tranquila y otras un poco problemática, incluso podemos llegar a pensar que no puede ser normal que nuestro perro haga ciertas cosas. Si dejamos a nuestra mascota en guardería canina en CDMX podemos preguntar cómo se comporta con ellos o qué actitudes podemos considerar como normales o no.

En Animal Training & Dog Housing brindamos servicios de calidad con la atención que supere sus expectativas y con precios competitivos para nuestros clientes. Tenemos más de 15 años de experiencia y nos enorgullecemos de estar comprometidos en brindar un servicio de primera calidad para su mascota. Nos especializamos en servicio de entrenamiento para perros.

Aspectos que forman el comportamiento del perro

Ciertos comportamientos de los animales son innatos, esto también depende de la raza del perro, debido a que algunos caninos tienden a repetir la conducta de sus ancestros, aquellas habilidades que los ayudaron a sobrevivir mientras vivían en la naturaleza o quizá de crianza, si se trata de una raza que a lo largo de los años ha sido criado, por ejemplo, como perro ovejero, en este caso quizá tienda a ser un perseguidor.

En otras ocasiones podemos visualizar el comportamiento de nuestro cachorro y sentirlo como un foco de atención, pero lo único que sucede es que el perro está actuando como eso mismo, un perro. Esto no quiere decir que no existan situaciones a las que poner atención, por ejemplo, si el can persigue a los niños, cava en todas partes, suele ladrar la noche entera, entre otros; ciertamente que estamos frente a actitudes problemáticas.

Esto puede causar conflicto a la hora que necesitemos llevarlo a guardería para perros CDMX, por otra parte, las personas encargadas de estos sitios son profesionales y sabrán encauzar al can para que pueda adaptarse y convivir con los otros perros.

Existen pues algunos comportamientos que podemos considerar como una mala conducta, al mismo tiempo podemos intentar dar niveles a estas situaciones que percibimos como molestas. Hay que considerar ciertas situaciones como la edad del perro y su raza. De esta manera, cuando tenemos un cachorro en casa es común que sea juguetón, mastique objetos cuando está en el proceso de crecimiento dental. No obstante, lo que debe hacer como dueño es educarlo para que este comportamiento no se quede y persista aun cuando los dientes ya hayan salido.

Por otro lado, están aquellas conductas que quizá se encuentren en la línea entre lo que puede ser normal y no. Me explico, por ejemplo, los perros tenderán a marcar su territorio, eso es normal, sin embargo, cuando lo hacen dentro de la casa, sobre el sillón, simplemente es algo que no se permitirá.

La clave es entender por qué lo hace y desde ahí encauzar para que no lo haga, esto no quiere decir que nunca más tendrá que limpiar orines de su mascota, pensar esto no es algo realista. Si tiene problemas serios, por ejemplo, el animal no deja de orinar en los sillones y marcar territorio en todas partes, es bueno llevarlo a escuela para perros CDMX para obtener ayuda.

Por supuesto existen conductas que son completamente fuera de lo normal, cuando esto sucede en muchas ocasiones se debe a cuestiones emocionales derivados de conflictos de socialización. Esto se genera porque el cachorro no tuvo contacto suficiente con otros perros o humanos, también puede deberse por alguna enfermedad o como ya mencionamos herencia genética.

Existen situaciones en donde el can actúa motivado por el miedo, generalmente tenderán a ser agresivos. Cuando esto sucede puede solucionarse llevando al perro con profesionales que ayudan al animal a poder adoptarse, modificar su conducta y orientarlo para que pueda vivir más tranquilo y socialice con otro perros y personas que lo rodean. También para que pueda llevarlo a guardería canina en CDMX sin problemas.

Despreocúpese, ya que por lo general los comportamientos de nuestros perros que nos resultan molestos o problemáticas son temporales y en tal caso pueden manejarse sin complicación.

Qué pasa cuando las conductas normales son un problema

Los comportamientos comunes de nuestras mascotas en ocasiones pueden suponer molestias o problemas, se pueden solucionar para que ambas partes vivan tranquilas. Este es el caso de los ladridos, es obvio que nuestro perro ladrara y los dueños deben estar conscientes que habrá ruido.

Pero existen ocasiones en donde el perro ladra de manera excesiva o quizá lo haga para llamar la atención, por miedo, inseguridad. Entonces habrá que tomar ciertas acciones como ignorarlo hasta que deje de hacerlo y cuando se detenga darle una recompensa. Evite gritarle pues solo estará aumentando la energía y ladrara aún más.

También está la acción de masticar, sobre todo cuando son cachorros pues están explorando el mundo y es su manera de conocer y examinarlo. Al mismo tiempo, esta acción hace que sientan menos molestias en las encías. Sin embargo, existen perros adultos que aun ya de grandes continúan masticando, o lo hacen cuando están aburridos, suelen destruir lo que mastican y es ahí cuando se convierte en algo problemática. Puede solucionarlo dándoles juguetes especiales para masticar.

La excavación es normal para los canes, lo hacen para encontrar un buen lugar para dormir, también porque si viven en un lugar muy caliente la tierra más profunda estará más fría. Para evitar que excave buscando un espacio para descansar asegúrese de tener siempre un sitio fresco para que descanse.

En sí la excavación no es problema a no ser que lo haga de manera exagerada. Si el perro excava con intensidad puede probar ejercitándolo, ya que la actividad física lo cansará y minimizará la excavación.

Por lo tanto, cuando el perro tenga una actitud inofensiva es normal, quizá sea molesto, pero está dentro del rango. En cambio, cuando se trata de conductas destructivas y dañinas tanto para él y para otros perros y personas que interactúan con él, entonces estamos frente a un comportamiento que no es normal. En este caso, inculcarles una rutina desde pequeños es una buena idea para que vayan acoplándose a una dinámica sociable.

Puede acudir a Animal Training & Dog Housing tenemos el servicio de guardería canina en CDMX, damos atención profesional y de calidad que superan las expectativas de nuestros clientes. Llame al (55) 5135 1901, (55) 6553 2159 y (55) 6584 5354 para más información de nuestros servicios.