Mascotas, el embarazo y la familia

Mascotas, el embarazo y la familia

adiestramiento canino CDMX

Los niños tienen grandes beneficios de la convivencia con mascotas. No hay duda de que tener un perro en la familia es una aventura, algo que trae diversión y felicidad. Para que todos convivan adecuadamente es necesario llevar al perro a un curso de obediencia canina en CDMX, sobre todo si lo adopta desde cachorro es bueno porque estará creciendo con su familia y podrá adaptarse fácilmente.

Por fortuna, está Animal Training & Dog Housing brindamos servicio de entrenamiento para perros, nos comprometemos en ofrecer servicios de calidad con la atención personalizada y de calidad. Manejamos precios competitivos para nuestros clientes. Tenemos más de 15 años de experiencia.

Ventajas de tener perros

Los niños que crecen con perros tienen grandes beneficios en su desarrollo emocional, mental y físico. Está claro que los pequeños que conviven con canes desde su tierna infancia y ayudan a su cuidado y se relacionan con ellos aprenden grandes cosas.

Responsabilidad es uno de los valores que les queda grabado a los niños que crecen con perros, cuidar a alguien que no sean ellos mismos les proporciona alegría. También les ayuda a querer a la naturaleza y respetar a los seres vivos, al mismo tiempo aprenden a considerar los sentimientos de los demás.

Además crecen acompañados, tienen alguien más con quien jugar, dan estabilidad y tranquilidad, incluso los perros tienen la capacidad de ayudar a los niños a que sepan cómo transmitir sus sentimientos. Cuando se tienen niños en casa y se desea que convivan con la mascota, lo ideal es que se lleve al perro a entrenamiento para perros CDMX para no tener problemas de comportamientos.

Si aún no tiene hijos pero está pensando en tener o está embarazada no hay de qué preocuparse, pues aunque existen muchos mitos sobre el embarazo y las mascotas solo falta echar un vistazo para darse cuenta el gran número de mujeres embarazadas que conviven con su mascota y tienen una gestación perfecta.

Si aún no lo ha hecho, considere la posibilidad de llevar a su perro a adiestramiento canino CDMX antes de dar a luz, de esta manera aseguramos que no salte o ladre en exceso o algún otro comportamiento que pueda resultar conflictivo.

Cuando llegue el bebé tenga presente que el perro puede resentir la atención y que cuando un can se aburre puede desencadenar conductas problemáticas. Pero esto es fácilmente prevenible, además de seguir dándole atención frecuente, sacarlo a pasear y en general evitar que se aburra. También enséñele las áreas que tendrá restringidas cuando el bebé sea recién nacido.

La realidad es que los perros también tienen su sensibilidad y resienten los cambios, por lo tanto, piense el cómo cuidará de su mascota a la llegada del bebé, como lo incluirá en la dinámica familiar. Recuerde que son muy listos y son capaces de leer el lenguaje corporal, es decir, saben detectar cuando algo está pasando.

Perros y bebés

No solo debe tener cuidado de llevar a la mascota a curso de obediencia canina en CDMX para que sepa socializar bien y comportarse de manera normal sin llevar esa conducta a algo que puede ser problemática. También hay que enseñar a nuestros hijos cómo deben tratar a los animales, esto es importante ya que bebés y niños pequeños pueden ser bruscos sin medir las consecuencias, lo hacen de manera involuntaria, pues aún no pueden distinguir las consecuencias de estos comportamientos.

Si esto pasa el perro puede reaccionar de manera defensiva, mordiendo o ladrando al niño, es por eso por lo que debe supervisar a su hijo, sobre todo cuando es menor de siete años, no dejarlo solo con su perro, pues el pequeño aun no sabrá bien cómo jugar con el can. Poco a poco los niños van aprendiendo.

Por su lado, hay que ayudar a nuestra mascota a que entienda que habrá cambios, que un nuevo miembro está por llegar. Son listos, se darán cuenta, nuevos muebles, en fin, la cantidad de modificaciones que sucede alrededor de la llegada de un bebé le darán pistas.

Algo que puede ayudar es exponerlo a olores de bebé, como cremas o lociones, así se irán acostumbrando a un nuevo aroma. Lo que se pretende es que el can no se enfrente a los cambios de un día para otro, ya que si esto sucede entonces tendrá problemas. Por eso, hay que ir familiarizando al perro con la habitación del niño, esto hay que hacerlo cuando aún está embarazada.

Si desea que el perro no entre al cuarto o espacio en donde estará el bebé, entonces considere poner puertas de seguridad para que no pase. Sin embargo, que la puerta que ponga para bloquear el paso permita que vea y oiga lo que sucede en el interior, así evitará hacerlo sentir excluido y aislado.

Es bueno que se acostumbre al perro a estar separado, ya que en ocasiones lo necesitará, pero debe hacerlo en un lugar cómodo con un juguete, comida, agua, esto le dará tranquilidad.

Como tendrá menos tiempo para jugar con su mascota, es buena idea que vaya acostumbrándolo, ajustar los horarios de juego y de paseo desde antes de la llegada del recién nacido. De inicio posiblemente será necesario reducir los tiempos de caminata, no hablo de cancelarlos, pero si reducirlos, estos podrán aumentar conforme el niño crezca.

Ahora ya sabe, los perros y bebés pueden convivir y crecer alegres, dando amor y aprendiendo unos de los otros. Con cuidados y prevenciones antes del nacimiento puede formarse una bonita familia sin excluir a nuestros bellos perros. Si aún no lo ha hecho inscríbalo a un curso de obediencia canina en CDMX y eso facilita aún más la convivencia.

En Animal Training & Dog Housing su mascota se convierte en una extensión familiar de nuestro personal, además el trato que brindamos es de completo respeto y máximo cuidado. Damos servicios de calidad y adiestramiento con atención profesional, con elevados niveles de seguridad y adecuado manejo de higiene para mascotas o animales de compañía. Para más información, llame a los números (55) 5135 1901, (55) 6553 2159, (55) 6584 5354 y entérese de todos nuestros servicios.