¿Cuál es la explicación de los comportamientos más comunes en perros?

¿Cuál es la explicación de los comportamientos más comunes en perros?

Adiestramiento canino CDMX

Cada perro tendrá su personalidad, no hay ni uno solo que se parezca, igual como pasa con los humanos. Sin embargo, hay algunos canes que tienen comportamientos extraños, si en más de una ocasión se ha preguntado porque su mascota se comporta de tal manera, no es la única persona que se lo cuestiona. En ocasiones, este comportamiento requiere de guardería para perros CDMX y entrenamiento para que modifiquen esa actitud que puede llegar a ser problemática.

En otras ocasiones solo se trata de un comportamiento normal del perro. De cualquier manera, es bueno poder entender algunas de las actitudes más comunes de nuestra mascota.

En Animal Training & Dog Housing tenemos más de 15 años de experiencia y nos enorgullecemos de estar comprometidos en brindar un servicio de primera calidad para su mascota. Nos especializamos en servicio de entrenamiento para perros, brindando servicios de calidad con atención que supera sus expectativas y con precios competitivos para nuestros clientes.

¿Por qué mi perro actúa así?

Cabeza inclinada

Es un clásico ver a los perros como inclinan la cabeza hacia un lado, casi como si estuvieran preguntándose qué es lo que están viendo. Los cachorros son los que tienden a inclinarse más, y se da cuando escuchan un sonido o ven algún objeto o situación que no logran entender del todo.

La inclinación de la cabeza puede darse debido a que necesitan escuchar o ver algo, en ocasiones su propio hocico puede obstruir su visión. Lo mismo sucede con las orejas, ya que pueden estorbar el sonido, por lo que requerirán de inclinar la cabeza para poder escuchar mejor. Sin embargo, si en la inclinación de la cabeza no existe control, entonces puede ser signo de alguna enfermedad, quizá infección de oído y siendo más extremos, alguna afección cerebral.

Si ha llevado a su perro a una escuela para perros CDMX podrá entender mejor la inclinación de la cabeza de su perro.

Comer caca

Es una costumbre que nos resulta asquerosa, pero es algo común en los perros. Es probable que no la entendamos del todo, de hecho, se intenta explicar diciendo que esa actitud se debe a una enfermedad, a un instinto, por estrés o ansiedad. Se conoce como coprofagia y es una costumbre que puede perdurar a lo largo de toda la vida del perro. Sin embargo, es posible que gracias al entrenamiento en una escuela de adiestramiento CDMX pueda erradicar esa costumbre, ya que no resulta nada higiénico.

Persiguiendo su cola

En muchos casos perseguir la cola es visto como un comportamiento natural o de recreación. Pero si se trata de una actividad que se hace en exceso, puede deberse a alguna complicación de salud o algún rasgo de comportamiento. Ponga atención si su mascota muerde su cola al momento de atraparla, esto puede ser un indicio de alguna afección en la piel o en las glándulas anales.

Ladridos

Es común que los perros se comuniquen por medio de ladridos o aullidos para hacerse entender con los humanos, también llegan a hacerlo para comunicarse con otros perros. Por otra parte, cuando los canes tienen miedo es normal que ladren, asimismo, los aullidos se hacen presentes cuando otros perros también lo están haciendo. Es pues un comportamiento instintivo natural en los perros.

Sin embargo, cuando existe ladridos en exceso puede ser una señal de ansiedad o aburrimiento, ya que en ocasiones los ladridos pueden ser signos de problemas en el comportamiento. Cuando el perro ladra demasiado, es probable que requiera la ayuda de un profesional en entrenamiento para regular esta problemática.

Deslizar el trasero por el piso

Para muchas personas ver a los perros deslizar su trasero por el piso puede resultar divertido. Sin embargo, aunque es algo común, los perros lo hacen debido a que hay algo en ese lugar que los molesta. Por lo general resultan ser las glándulas anales las que están afectadas, usualmente es porque se llenan de líquido aceitoso y apestoso.

Lamer personas

Lamer a las personas es una de las formas que tienen los perros de manifestar su afecto. También pueden hacerlo para buscar atención. Sin embargo, para algunas personas este comportamiento puede resultar molesto, si este es el caso puede recurrir a un entrenamiento para poder manejar esta situación. Usualmente, ignorar este comportamiento y recompensarlo cuando el perro deja de lamer le enseñará que no desea que lo lama.

Si desea entender mejor estas acciones y prevenirlas, puede acudir Animal Training & Dog Housing, donde tenemos el servicio de entrenamiento y guardería canina en CDMX con atención profesional y de calidad. Llame a los teléfonos (55) 5135 1901, (55) 6553 2159 y (55) 6584 5354 para más información de nuestros servicios.