Básicos para la inhibición de la mordida en cachorros

entrenamiento para perros cdmx

Cualquier perro doméstico tiene que aprender ciertas cosas básicas que le facilitarán su convivencia con humanos, con otros perros y otras especies animales, que se enseñan en un programa de entrenamiento para perros CDMX. Una de estas cosas que tienen que aprender los perros, y que resulta fundamental para asegurar una buena relación con las personas, es controlar la fuerza de su mordida y existen algunos ejercicios especiales para conseguirlo.

El momento ideal para educar a un perro es cuando aún es un cachorro, especialmente entre la semana 3 y 12 de edad, cuando está en el período sensible de su desarrollo, durante el cual se recomienda hacer una serie de ejercicios que ayuden al cachorro a relacionarse con su entorno y familiarizarse con los estímulos a los que estará expuesto cotidianamente, de manera que pueda responder a ellos sin presentar ansiedad o temor.

Cuando el perro está atravesando por el período sensible es recomendable que tome un curso de adiestramiento canino CDMXque le ayude a socializar y a responder al llamado de su dueño, así como a poder estar solo en casa sin ponerse ansioso y controlar la fuerza de su mordida. Todos los ejercicios que haga el cachorro en un curso de obediencia deben repetirse en casa para reforzar el aprendizaje y de hecho, algunas de las cosas que se le enseñan comienzan a aprenderlas desde su nacimiento, de la relación con su madre y con sus hermanos cachorros.

En el caso particular del control de la fuerza de mordida, un cachorro lo aprende al jugar con sus hermanitos. Si han observado, los cachorros juegan dándose mordidas y chillan si la mordida es muy fuerte, por esta razón, para seguir con el juego, regulan la fuerza que ponen para no lastimarse y que el juego no finalice. Esta es una de las razones por la que no es conveniente separar a los cachorros de su madre y hermanos cuando aún es muy pequeño y por la que es muy importante que se le dé atención a la etapa de socialización del cachorro, durante la que, entre otras cosas, deberá convivir y jugar con otros perros.

Al proceso por el cual atraviesa el cachorro para controlar la fuerza que pone en sus mordidas se le conoce como inhibición de la mordida, y si bien empieza con los juegos con sus hermanos y otros perros, ustedes pueden enseñarle a hacerlo con algunos ejercicios bastante sencillos.

Si necesitan asesoría para emplear las técnicas adecuadas y obtener los resultados deseados en este y otros aprendizajes básicos para una buena convivencia con su perro, no duden en ponerse en contacto con nosotros, en Animal Training contamos con programas de entrenamiento canino CDMX ideal para su mascota.

Recommended Posts