Blog

Ultimas noticias y mensajes

escuela-para-perros-df-compressor.jpg

Los cachorros también necesitan ir a la escuela para perros

Los cachorros son las mascotas más adorables, por lo que puede ser tentador pensar que no necesitan reglas y que pueden andar libres por la casa; sin embargo, es una excelente etapa para llevarlos a una escuela para perros DF, porque de esta manera, desde pequeños, aprenden a lidiar con la ansiedad de convivir con otros humanos y otros caninos.

Los cachorros son como esponjas hambrientas y por ejemplo, cuando tienen ocho semanas, absorberán cada experiencia nueva sobre la que puedan llegar con sus pequeñas patas. Sus cerebros se desarrollan rápido y están preparados para aprender a un buen ritmo, lo que significa que el esfuerzo que hacemos presentándole a las personas, animales y con la disciplina básica del cachorro, tendrá como resultado un perro más hábil socialmente con el paso del tiempo.

Al tener un cachorrito en casa, tenemos también la oportunidad de moldear, hasta lo posible, su personalidad, poniéndole atención, dándole cariño, estableciendo horas para comida y también para juego. Desde pequeño, nuestra mascota aprenderá que hay límites en casa, lo que forjará un carácter agradable y sembraremos la semilla de la armonía en casa, desde un muy buen momento.

Existen diferentes pautas que nosotros podemos majear en casa, para que el cachorro comience a habituarse al significado de reglas y límites, por ellos les recomendaremos unos sencillos tips que pueden ayudarles en el adiestramiento del pequeño canino, desde el momento en que le hemos puesto un nombre:

  • Establecer las horas de juego

Es importante que el cachorro sepa que no puede estar jugando todo el tiempo, porque aunque su pequeña estatura puede ser tentadora para jugar más de lo normal, deberemos tomar en cuenta que crecerá a los pocos meses y si lo acostumbramos a jugar siempre, querrá en todo momento ese nivel de atención. El consejo es buscar a un buen amigo que tenga un carácter agradable e invitarlo a conocer al cachorro, será una forma amena de empezar a introducirlo con el mundo externo, de una forma segura y amigable.

  • Las órdenes

Cuando busquemos implementar las órdenes en la vida del pequeño cachorro, es recomendable tener a la mano deliciosas golosinas o un juguete llamativo, de esta manera comenzará a relacionar su buena actitud con un premio. Cada vez que busquemos que aprenda una nueva orden o truco, deberemos estar mentalmente dispuestos, con buen humor y sin estrés, para que nuestro perro sienta una energía de predisposición.

“Su nombre” Las recomendaciones generales para que nuestra mascota responda a su nombre, dictan que deberemos elegir un lugar tranquilo para el entrenamiento, después planear los momentos en que daremos continuidad al entrenamiento, para después llamar al cachorro con voz clara y alegre, cuando responda adecuadamente a su nombre, deberemos recompensarlo.

“Ven aquí” Esta orden no solo funciona para impresionar a quienes están cerca de nosotros en el parque, sino también puede servir para salvar la vida de nuestra mascota, así que aunque hará falta mucho adiestramiento, vale mucho la pena. Recomendamos empezar a practicar primero en casa, apoyados en una correa larga y con ausencia de distracciones. La idea es empezar con unas pocas órdenes básicas y practicando mucho, durante varios meses. El secreto es que sea poco, pero con frecuencia, debido a que los cachorros no tienen reservas de energía o concentración ilimitada. Lo importante es estar atento a los signos de cansancio, así cuando los detectemos, le podremos dar su tiempo para descansar. Deberemos mantener al margen las expectativas sobre lo que podemos conseguir al empezar el entrenamiento. Seguramente el cachorro tendrá habilidades para ganar reconocimientos en exposiciones caninas, pero deberá ser bajo la perseverancia, paciencia y recomendable apoyarnos de la mano de profesionales de una escuela para perros DF.

Desde el primer día en que nuestra mascota se vuelve un miembro más de nuestra familia, debe existir un vínculo educativo que le enseñe a comprender su entorno, pero sobre todo que le ayude a entender la comunicación con su nueva familia. Cuando tenemos a nuestra mascota desde cachorro, es mucho más fácil que se adapte de manera instantánea a las normas, en cambio un perro adulto, necesitará de más atención y paciencia en sus entrenamientos.

Es importante saber que los cachorros pasan por una etapa en la que aprenden a inhibir su mordida, pero esto lo realizan cuando juegan con sus otros hermanos cachorros, por ello es de vital importancia que no sean separados de su madre a muy temprana edad. El período crítico para la inhibición dela mordida, termina entre las semanas 6 y 18 de la vida del cachorro, sin embargo el aprendizaje sobre el control de la mordida comienza mucho antes.

Además cuando el cachorro es mucho más pequeño, dentro de los 2 y 4 meses, pasará por una etapa en la que aprenderá a socializar con otras personas y mascotas, este es un buen momento para integrarlo poco a poco en la familia, así como definir el estilo de aprendizaje de nuestro cachorro, de esta manera podremos ayudarle más fácilmente a enfocar su correcta educación en las diferentes etapas de crecimiento. La etapa de cachorro de un canino, es crucial para evitar problemas en la edad adulta, si convive en un ambiente de socialización inadecuada, a largo plazo encontraremos un perro con problemas de ansiedad, inseguro, agresivo o con diferentes miedos. Cuando hablamos del término socializar, nos referimos a realizar una exposición con otras mascotas y personas, de manera gradual y paulatina, para que por medio del juego y la exposición amena, el cachorro pueda experimentar con los ambientes que hay a su alrededor.

En Animal Training & Dog Housing, contamos con un programa que incluye objetos básicos, como aprender a sentarse, acostarse o hacer sus necesidades en el lugar correcto, entre otras ordenes básicas, entre las que se encuentran controlar la mordida e inhibir la fuerza para no causar ningún daño.

En la escuela para perros DF, incursionamos el mundo social del cachorro de manera gradual, confiamos plenamente en que si un cachorro tiene una buena educación desde el inicio de su vida, es un augurio de que con el tiempo tendremos un perro adulto de carácter dócil, en un ambiente ameno y tranquilo.

Equipo de MarketingLos cachorros también necesitan ir a la escuela para perros
Compartir esta publicación