Blog

Ultimas noticias y mensajes

curso-de-obediencia-canina-en-df-compressor.jpg

¿Cómo saber si mi mascota necesita un curso de obediencia canina DF?

Un curso de obediencia canina en DF consiste básicamente en educar a las mascotas para que respondan positivamente a las órdenes e indicaciones de sus dueños, de esta manera se podrá decir que la mascota cuenta con un nivel de educación básico. Cuando nos damos cuenta que nuestra mascota necesita seguir reglas y aprender trucos de obediencia, obtendremos por resultado una relación más amena y fructífera, donde predominará la confianza del dueño hacia el canino.

Todas las personas que amamos a los perros, debemos saber que los trucos de obediencia son necesarios para el correcto desarrollo mental porque son básicos en su educación y además una fuente clave para evitar problemas de comportamiento canino.

Entonces, ¿Cuáles serían las normas de obediencia básicas que mi perro debería seguir?

  • Se adapta bien a su familia humana.
  • Nuestra mascota deberá acudir a nosotros cuando le llamemos.
  • Se adapta al espacio de su vivienda.
  • No deberá pedir comida cuando nos vea sentados en la mesa.
  • Es capaz de relacionarse de forma amena con personas de su entorno y con extraños, sin problemas.
  • No deberá subir a la cama de su dueño, sin permiso.
  • Paseará de forma ordenada por la calle.
  • Se relaciona de manera adecuada con otros animales.

La regla básica para tener un perro educado es enseñarle todo lo posible, incluso aquellos detalles que no parecen necesarios, pero que quizá un día podrán hacer la diferencia. Esto sería lo ideal. Sin embargo ¿Cuántos de nosotros lo hacemos? Y ¿Cuántas de las reglas anteriores cumple nuestro canino sin ningún problema? En el párrafo anterior, les compartimos una lista de simples pautas que distinguen a un canino educado de uno que no lo está.

Como dueños, nuestra labor es enseñarle las reglas desde el momento en que llegamos a casa, dejándole en claro cuáles son los límites dentro del hogar, trabajando continuamente en su educación, explicándole de forma amena y en su nivel de atención que normas y órdenes son necesarias que conozca. Cuando nuestra mascota no escucha lo que le decimos, se vuelve uno de los retos más grandes, inquietantes y frustrantes que podemos enfrentar. Nos damos cuenta además, que resulta incómodo que no acate órdenes porque incluso puede poner en peligro la integridad de las demás personas así como la suya; por ello resulta impero tener el control de la situación en todo momento, así evitaremos una enorme cantidad de peligros que supone el tener un perro que no obedece.

Por fortuna estos comportamientos se pueden erradicar, aunque no será una tarea fácil y necesitaremos cargarnos de toda la paciencia que tengamos, uno de los primeros pasos y de los más importantes es tenerlos aquí en el blog, leyendo las sugerencias, porque supone el primer paso; la aceptación de que nuestra mascota necesita nuevas reglas y disciplina.

Hemos comenzado a recorrer el camino, cuando aceptamos que no son normales las conductas de desobediencia y que todos aquellos problemas de perros ladradores, destructivos, nerviosos, saltarines, busca pleitos, excesivamente dominantes y difícilmente controlables, en definitiva no son comportamientos que tengamos que aceptar, tolerar y ser considerados como parte de su personalidad; porque realmente no lo son. Lo ideal es que el perro pueda estar siempre bajo control, que escuche nuestra voz y siga nuestras instrucciones, que no sea un perro inquieto que rompa con nuestra tranquilidad y la de quienes viven a nuestro alrededor. Menos aún, un peligro para nadie.

Ahora lo siguiente será poner manos a la obra, como habíamos mencionado anteriormente, cargados de mucha paciencia y entonces corregir la forma en la que nos relacionamos con nuestra mascota, con la finalidad de reeducar al canino, partiendo de cero, con la ayuda de pequeños trucos, e incluso apoyándonos con herramientas pensadas para estos casos así como profesionales que nos apoyen en un curso de obediencia canina en DF, así contaremos con el apoyo de expertos educadores caninos que nos orientarán como dueños para corregir a nuestro gran amigo. Pero como mencionamos antes, lo importante es siempre admitir que nuestra mascota incurre en varios errores y que existen soluciones de la mano de profesionales que nos ayudarán a que vuelva a reinar la armonía en nuestro hogar y la relación.

Existen diferentes niveles de exigencia para el adiestramiento en obediencia, según sea el objetivo que se busca con el perro. Es decir, el adiestramiento será diferente cuando se entrena a un perro de servicio, como los perros guía, los perros de competición deportiva o perro de compañía que simplemente se busca pulir su comportamiento.

Es normal que como dueños, experimentemos una serie de dudas o miedos al momento de inscribir a nuestra mascota en uno de estos cursos, sobre todo si es la primera vez que nos envolvemos en una de estas temáticas; nos invaden temores de que nuestro perro no responda adecuadamente o que incluso llegue a sentir que ya no lo queremos, de entrada, debemos recordar que si nosotros nos ponemos nerviosos, nuestra mascota al ser tremendamente receptora, se dará cuenta que algo no anda bien y comenzará a ponerse temeroso o agresivo, según le dicten sus nervios. Así que de entrada lo mejor es que siempre tengamos el control de la situación, porque al igual que con las relaciones humanas, el mantener una actitud positiva y confiada ayudará a que nuestro receptor nos entienda mejor y este más predispuesto a seguir nuestras indicaciones, a esto se le conoce como obediencia basada en el refuerzo positivo.

El refuerzo positivo se basa en premiar a un perro inmediatamente después de que cumpla una orden o se comporte como nosotros queremos; aunque no siempre se debe utilizar un premio en forma de snack, también podríamos cambiarlo de vez en cuando por palabras de cariño y caricias.

En Animal Training & Dog Housing, rechazamos totalmente la técnica de castigo o cualquier otra que genere estrés en los perros, nosotros utilizamos otros métodos de actuación que no generan ningún tipo de malestar en la relación que tienen con su mascota y que no dañan la confianza que tiene hacia los seres humanos. Te brindamos la confianza de que nuestro curso de obediencia canina en DF, será la forma de enseñarle a tu canino, los buenos modales que le ayudarán a que su vida diaria sea en base a la armonía y mucho más llevadera. ¡Los esperamos!

Equipo de Marketing¿Cómo saber si mi mascota necesita un curso de obediencia canina DF?
Compartir esta publicación