Escuela para perros DF

¿Estás más que contento porque acabas de adoptar a tu nueva mascota? No importa si se trata de un cachorro, un perro de edad media o de un adulto mayor, seguramente estás muy emocionado por todo lo que significa tener un animal viviendo contigo. Sin duda, es una vida completamente distinta.

Es probable que no pares de presumirlo con tus amigos, sacándole fotos o comprándole un montón de artículos: la cama donde va a dormir, sus platos, los juguetes, las correas o incluso su placa de identificación. Por supuesto, este debe ser un momento que debes estar disfrutando, y te aseguramos que también tu mascota lo está pasando de lo mejor.

escuela para perros DF

Sin embargo, hay un elemento que tal vez no estés tomando muy en cuenta o que tal vez lo hayas descartado por pensar que no es algo realmente innecesario o que no puede beneficiar la relación entre la mascota y tú. Estamos hablando, por supuesto, de la opción de poder llevar al nuevo integrante de tu familia a una escuela para perros DF.

Lo primero que muchos dueños pueden llegar a pensar es que para su mascota no es bueno someterla a un proceso no del todo agradable y que es mejor que se queden sólo en casa. También pueden pensar que este procedimiento  no es necesario, pues ellos mismos creen poder educar a su perro para que se comporte de la manera que se prefiera.

Pues bien, vamos a platicarte un poco de porqué lo aprendido en la escuela de Animal Training invalida estos dos argumentos presentados anteriormente.

En el primer caso, nuestra filosofía se basa en el manejo cordial de los animales. El dar indicaciones no significa ser demasiados rígidos, y esto no convierte la experiencia de la escuela en un ambiente negativo en el que se sientan incómodos. En nuestras instalaciones trabajamos bajo un método en el que se refuerzan y se premian las respuestas positivas, y se corrigen las negativas, pero siempre dentro de un ambiente de cordialidad.

Además, tanto el ejercicio como las sesiones de entrenamiento se piensan como un momento de diversión, combinándolo con el juego. Al hacerlo de esta manera, el perro va a asimilar mucho mejor cada una de las sesiones de trabajo.

Ahora, respecto a considerar que no es realmente necesario acercarte a un entrenador profesional y que tú personalmente puedes hacerte cargo del adiestramiento de tu perro, puede ser que sea un tanto cierto. Muchos animales se han logrado disciplinar gracias al trabajo en casa, pero puede volverse un proceso muy largo, e incluso tortuoso. Recordemos que por más domesticada que sea una especie es poseedora de un instinto, y sus capacidades de reacción pueden ser muy aleatorias.

Un entrenador profesional de una escuela para perros DF tiene conocimientos muy profundos sobre el comportamiento de los animales, cómo manejarlos y cómo instruirlos, pero al mismo tiempo, cómo tener el control del perro en alguna situación compleja sin lastimarlo, pero también, de la misma manera, protegiéndose a ellos mismos.

Ahora, siempre habrá espacios más óptimos en donde se puede realizar el trabajo. Es decir, no es lo mismo llevar a cabo el adiestramiento de un animal en el patio de la casa, que en un ambiente que esté técnica y profesionalmente preparado para la realización de ejercicios de fuerza, resistencia y obediencia.

En Animal Training hemos puesto mucho empeño para poder crear dentro de nuestra escuela para perros DF, estos espacios aptos para los animales, en donde no se distraigan y puedan estar plenamente concentrados y atentos a cada uno de los ejercicios e indicaciones que se les da.

A cambio, las instalaciones nos ofrecen la gran opción de poder contar con mascotas con una mejor calidad de vida, no sólo a nivel físico, sino también de conducta. El entrenamiento nos da las herramientas para conocer mejor a nuestras mascotas, pero sobre todo, de poder formar una relación con mayor entendimiento.

Al asistir a las sesiones de entrenamiento de nuestros animalitos, también tenemos una mejor comprensión de sus necesidades. A veces, debido al gran amor que les proferimos a nuestros perros, pensamos que el trato debe ser como el que se le da a un humano, o a un niño, cuando debe ser totalmente todo lo contrario. Tratar a un animal como a un similar, es incluso no respetar su propia condición de ser vivo.

El entrenamiento, pues, nos dará la oportunidad de llevar una relación más horizontal con nuestra mascota, y sobre todo, de respeto mutuo.

Nuestros niveles de entrenamiento en la escuela para perros DF, están divididos en dos áreas muy importantes: un nivel de obediencia básica en donde tu perro aprenderá a obedecer órdenes simples como sentarse, levantar una pata, responder al llamado inmediato de su nombre, echarse cuando se le pide, caminar de manera pacífica a un lado de ti, entre otros. En el segundo nivel, se busca reforzar cada uno de los conocimientos adquiridos, pero, además, tener un nivel de obediencia mucho más avanzada, pues todos los ejercicios se realizan sin correa ni con el control de un collar.

La duración promedio de cada uno de los cursos es de cuatro o seis semanas, pero esto varía según diversos factores: la edad del perro, su condición física, la raza y el carácter del animal mismo.

Te invitamos a conocer nuestras instalaciones y disfrutar al máximo de la nueva experiencia de vida que tendrás con tu perro recién adoptado.

Equipo de MarketingEscuela para perros DF