CURSO DE OBEDIENCIA CANINA EN DF

La verdad es que siempre me he considerado amante de los perros, desde pequeña he tenido la fortuna de disfrutar de su compañía, y hoy en día puedo afirmar que realmente pueden llegar a ser nuestros mejores amigos, pues no escatiman en el cariño que tienen para darnos. Como siempre han estado a mi lado, en las buenas y en las malas, mis perros (tengo dos) se han ganado uno de los lugares más especiales en mi vida.

A mis veintitantos años, todavía no decido hacer mi vida con ninguna persona, vivo únicamente con mis perros, y por lo tanto, ellos son mi familia. Pero independientemente de todo el tiempo que tengo conviviendo con perros, no he logrado que mis dos compañeros hagan ciertas cosas que quiero.

curso de obediencia canina en DF

Cuando me voy a la oficina, mis dos perros se quedan solos en casa, un departamento pequeño. Al volver, regularmente me encuentro con que hicieron alguna travesura, y aunque casi siempre se trate de desorden, han habido ocasiones en las que han roto o echado a perder cosas. Además, no siempre hacen sus necesidades en el lugar designado para eso. Varios conocidos me recomendaron acudir con especialistas en entrenamiento canino, pero siempre pensé que ese tipo de lugares se encontraban lejos o fuera de la ciudad, precisamente por el espacio que se requiere para este tipo de actividades. Hasta que un día me hablaron de cierto curso de obediencia canina en DF.

Sin embargo, en cuanto me dijeron “curso de obediencia”, casi de manera automática pensé en desechar la opción porque la palabra “obediencia” no me inspiraba mucha confianza que digamos. Incluso, algún amigo me dijo que mi problema era, precisamente, que trataba a mis perros como personas cuando en realidad no son más que mis mascotas.

Que mis perros eran así porque los consentía demasiado, y que para enseñarles a obedecer, no se necesitan usar métodos de castigo. Me recordó luego que hasta los seres humanos debemos aprender a respetar las reglas del lugar en el que estemos. Entonces me hizo pensar mucho, pues les juro que para mí, mis dos perros son más que mascotas, ya les decía que son mi familia, no obstante reconocí que mi amigo tenía razón en varias de las cosas que me comentó.

Así pues, también me hizo darme cuenta de que es tanto útil como importante enseñar a nuestros perros a no hacer aquellas cosas que son perjudiciales para ellos mismos. Normalmente, cuando pasan mucho tiempo solos y, encima de todo, el espacio en el que están es tan pequeño que no pueden realizar mucha actividad física y por lo tanto experimentan, al igual que nosotros, estrés o ansiedad, buscarán “desahogarse” de alguna manera.

Entonces desgarran, rompen o destruyen cosas porque están buscando canalizar toda esa energía que no pueden terminar de liberar, y en ese transcurso pueden lastimarse o hacerse daño. Más cuando se llegan a tragar objetos, o ¿a poco no han visto esos programas especiales en los que un médico veterinario nos cuenta de las cosas más raras y peligrosas que ha encontrado en los estómagos de nuestros fieles compañeros?

Después de reconocer esta parte, me di a la tarea de buscar el mejor curso de obediencia canina en DF. Para determinar cuál era la mejor opción, tenía que encontrarme con gente que me recomendara el lugar por experiencia propia, y fue así como di con un sitio increíble, un espacio enfocado en el trabajo en equipo, pues gran parte depende de nosotros los humanos. Antes de visitar propiamente el centro de entrenamiento canino, entré en la página de internet del mismo, y me encontré con unos videos maravillosos en los que se muestran algunas de las técnicas que emplean para tan importante labor.

Las instalaciones por sí mismas inspiran confianza, y le dan a uno ganas de llevar a sus perros para que puedan aprender jugando, y de esa manera se construya un vínculo positivo que nos lleve a vivir en armonía.  Este fascinante lugar se llama Animal Training and Dog Housing.

En Animal Training and Dog Housing encontrarán muchísimos servicios para sus mascotas, o si son como yo, para sus compañeros de vida. El personal que allí trabaja realmente está capacitado, y además transmiten el gusto que tienen por la labor que desempeñan. Este lugar ofrece diversos tipos de cursos, que a su vez se dividen en niveles para garantizar los resultados. Y por si fuera poco, los precios son verdaderamente accesibles con relación a la calidad de lo que ofrecen.

Por ejemplo, se imparte el curso “Training Nivel 1. Obediencia básica”, en el que podrán aprender ejercicios de disciplina con el objetivo de propiciar una convivencia más agradable. Aseguran que estos ejercicios facilitarán la corrección de conductas no deseadas. Dura entre 4 y 6 semanas, y se emplea el método basado en el refuerzo positivo. ¡Cosa que me encantó y por la que decidí llevar a mis cachorros! Creanme, considero que soy una persona con poco tiempo, pero en este lugar los horarios y los programas son muy flexibles, por lo que pude organizarme para llevar a mis perros sin descuidar otras actividades.

Ya que vivimos la experiencia en carne propia, tanto mis compañeros como yo creemos que en Animal Training and Dog Housing se imparte el mejor curso de obediencia canina en DF, y no es exageración, realmente quedamos muy satisfechos con la atención, el servicio, y sobre todo, con los resultados. Mis muchachos son más felices ahora, y yo me siento más tranquila, sé que cuando llegue a casa no voy a encontrar basura por todas partes, y me ahorro mucho trabajo, pues ya hacen sus necesidades en un sólo sitio.

Equipo de MarketingCurso de obediencia canina en el DF