Blog

Ultimas noticias y mensajes

6eab82_236cc33c55aa4acfb5af01c6c18d9242.jpg_srb_p_960_720_75_22_0.50_1.20_0.jpg

¿Cómo poner fin a algunos malos hábitos caninos?

¿Cuántas veces han reñido con sus mascotas a causa de la mala actitud de éstas? Probablemente muchas. Una de las cosas más importantes a entender sobre la corrección del mal comportamiento es que el castigo no funciona. Muchas ocasiones, los perros no entienden por qué están siendo castigados, por lo que con el tiempo responderán aprendiendo a ocultar su comportamiento. Para ayudarles a corregir la conducta de su perro, hemos enumerado algunos de los malos hábitos más comunes. Recuerden, que siempre es importante discutir los problemas de comportamiento con un veterinario que pueda determinar si son causados por un problema médico o por una mala educación. Si él no les diagnostica ningún malestar, consideren la posibilidad de solicitar la ayuda de un entrenador para educar a sus perros a corregir su comportamiento. En Animal Training encontrarán a los mejores profesionales en el adiestramiento canino DF.

  1. Masticar Objetos Inadecuados. Masticar es un comportamiento natural en los perros, ya que exploran el entorno con su boca. Al mismo tiempo les alivia el estrés y el aburrimiento, y les ayuda a mantener los dientes limpios. Cuando descubren a su perro masticando objetos inapropiados (como los zapatos), redirigir la masticación a un elemento adecuado, como un juguete de mascar es lo más conveniente. Para mejores resultados se recomienda alabar a sus canes por la selección de una salida aceptable para su comportamiento de masticación. También hablen con un veterinario acerca de qué es seguro para que sus perros mastiquen.
  2. Ladrar cuando llaman en la puerta. Los perros ladran en la puerta por variadas razones. Podrían estar emocionados o ansiosos por los visitantes, o simplemente ladran como una tendencia de vigilancia. Incluso algunos perros equiparan sus ladridos con la apertura de la puerta, por lo que piensan que están entrenando a sus dueños para abrir la puerta cuando ladran. Una de las mejores maneras para que dejen de ladrar en la puerta es enseñarles y recompensarles un comportamiento alternativo, como sentarse en una alfombra cercana y esperar a que se abra la puerta.
  3. Excavación en el jardín. Excavar es una actividad muy gratificante para los perros. Comúnmente lo hacen para alcanzar un olor o simplemente para liberar su energía reprimida. Ayuden a sus mascotas a practicar este comportamiento apropiadamente dándoles una caja de arena o una sección del patio donde puedan hacerlo sin temor a represalias. Asegúrense de que dicha zona tenga marcados claramente los límites visuales, así como hacer uso de golosinas y juguetes para conseguir que su nuevo lugar de excavación sea más emocionante que el anterior.
  4. Ladrar en el coche. Los gritos agudos en el asiento del coche pueden ser un signo de que su perro está expresando muchas emociones, desde el miedo, la frustración hasta la alegría exuberante. La mejor manera de abordar los ladridos en el coche es emplear equipo de retención, como un arnés o una jaula para ayudar a que su mascota se sienta más segura. Otras opciones incluyen el uso de un aerosol de feromonas para ayudar a relajar a sus mascotas, o darles un juguete a masticar para centrarse en él durante los viajes.
  5. Mendicidad en la mesa. No importa lo lindo o desesperado que se muestren los perros por la comida durante las sesiones de alimentación humana, la coherencia es la clave para frenar la mendicidad en la mesa. Asegúrense de que nadie en la familia alimente al perro durante las horas de comida en la mesa. Incluso si su mendicidad sólo funciona una vez en una luna azul, repetirá y escalará el comportamiento hasta que todos sus ladridos y gimoteos sean compensados con algo de comida rara más allá de las croquetas. En lugar de ceder, proporcionen a su perro algo durante las cenas para que se entretengan, como los juguetes.
  6. Marcados de orina dentro de la casa. Este es uno de los comportamientos más incómodos. Los perros orinan en las cosas para marcar territorio o dejar mensajes para los caninos, lo que es generalmente aceptable al aire libre. Si usted descubre a su mascota marcando con orina dentro de la casa, rápidamente interrúmpanlo con un “no” y llévenlo afuera. Hágalo con frecuencia, y luego recompénselo y elógielo por escoger los exteriores. Para prevenir la micción frecuente en el mismo lugar de la casa, quiten el olor de marcas anteriores con un buen limpiador enzimático.
  7. Robos de los contadores de comida. Los entrenadores llaman a este mal comportamiento “contra-surf”. Se trata de uno de los hábitos más difíciles de romper, ya que los canes, pese a los regaños y castigos, experimentan una enorme satisfacción por robar la comida y comerla. La manera más fácil de resolver este problema es eliminar las oportunidades de cualquier hurto. No dejen la comida en los alrededores, y use una cerca para restringir el acceso de su perro a la cocina cuando usted no esté allí supervisando. Enseñar el comando “deja” es útil para cuando lo encuentran en el acto robando bocadillos.

Con estos consejos pueden solucionarse algunos de los casos leves de malos hábitos, sin embargo cuando se trata de casos más complicados y de mayor gravedad se sugiere solicitar el respaldo de expertos en adiestramiento canino DF como los que prestamos servicio en Animal Training & Dog Housing. Esperamos esta publicación les haya gustado. Recuerden que si se trata del adiestramiento canino DF somos los mejores. Manténganse al pendiente de nuestras futuras entradas. ¡Gracias por visitarnos!

Equipo de Marketing¿Cómo poner fin a algunos malos hábitos caninos?
Compartir esta publicación